UNA VIEJA CANCIÓN

LET THE MUSIC PLAY
DEJA QUE SUENE LA MUSICA

Deja que suene la música.
Solo quiero bailar durante toda la noche.
Aquí, justo aquí es donde me voy a quedar toda la noche.

Deja que suene la música .
Solo hasta que sienta que esta tristeza ha desaparecido.
Moviéndome, bailando, dando vueltas.
Deja que la música suene fuerte.
y déjala sonar una y otra vez, una y otra vez.

BARRY WHITE

A lo lejos escucho una vieja canción que resuena en mi mente. Con ella trae los recuerdos de una época pasada haciendo latir con fuerza mi corazón. Despertando en mí, un mar lleno de sentimientos. Con su magia me transporta a lugares pasados y momentos ya vividos. La música tiene ese poder, tiene la fuerza suficiente para hacer algo así. Ella, es la protagonista de alguna de la escenas más importantes de la película de mi vida.

Una vieja canción es capaz de hacer que con el paso del tiempo no recuerdes un hecho en concreto, pero sí, el momento en que sonaba esa canción y el sentimiento que despertó en ti. Tan mágica, que puede hacer sonreír a la tristeza, llorar a la alegría, separar ciudades y pueblos o unir países y continentes enteros.

Cada nota, acorde o melodía, por separado son simples chispas que al unirse dan vida al más intenso de los fuegos transformado en una hermosa canción.

La música creada con el corazón y desde el corazón es capaz de levantar montañas. Es el alma. Es color, es pureza, es odio, tristeza y alegría. Es el universo en todas y cada una de sus formas. Es poder, dulzura y pura energía. Es capaz de ablandar los corazones mas duros y a la vez, destruir los más puros.

Dejemos que sea ella quien dirija el mundo, porque junto con el amor, es el otro idioma universal, el que todo el mundo entiende. Dejemos que sea ella la que hable por nosotros cuando no somos capaces de expresar con palabras lo que sentimos. Dejemos que sea ella la que muestre nuestros sentimientos más profundos.

Usémosla para repartir el amor por el mundo. Apartemos el odio, las guerras, y no permitamos que algo tan maravilloso sirva para separarnos.

Que la música no pare, que siga sonando e inunde todos nuestros sentidos. Que nos suspire despacito al oído y atraviese nuestro alma.

Baila y deja que tus movimientos fluyan al ritmo. Siente como se apodera de ti poco a poco entrando en tu mente y viajando hacia otros lugares, otros mundos y otros espacios dentro de tu imaginación.

No permitamos que la música muera. Si eso sucede, el mundo moriría con ella.

Un enorme beso a todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s