LA VERDADERA AMISTAD

Hay que ver cuantos presumen de ser personas excepcionales, cuantos presumen de ser buenos amigos, de dar todo por los demás y cuantos de ellos te dan la puñalada cuando te das la vuelta.

Hoy en día el mundo se mueve en su mayoría mediante redes sociales. Presumimos de tener muchos seguidos en Instagram, muchos amigos en Facebook y solemos hacer publicaciones para mostrar lo que tenemos y lo maravillosos que somos.

Pues bien, tengo que deciros que ya estoy cansada de todo eso. No necesito tener miles de amigos en Facebook, ni estar rodeada de gente que me pone buena cara, me abraza y me besa como si fuesen los mejores amigos del mundo, para que cuando más los necesite me dejen sola.

Recuerdo aquella época en la que no existía Internet, en la que las amistades eran puras y reales, en la que sabias de sobra quien estaba a tu lado y en quien podías confiar. Aquella en la que las amigas hacíamos todo lo posible por vernos y darnos ese beso y ese abrazo que salía del corazón.

Yo puedo decir bien alto y muy orgullosa que siempre tuve y tengo a día de hoy personas maravillosas, reales y sin caretas a mi lado. Ellas lo darían todo por mí al igual que yo por ellas. Son tantas que sería imposible nombrarlas a todas, pero sé de sobra que ellas sabrán quienes son. Algunas de ellas están lejos y llevamos tiempo sin hablar, pero sabemos de sobra que siempre estaremos ahí la una para la otra.

Hoy quiero hablar sobre tres de ellas en concreto, porque sin ellas yo no sería la misma. Mi primo Jesús, mi prima Nuria y mi gran amiga Sara.

Junto a ellos tengo los mejores recuerdos de mi infancia. Tenemos una conexión tan especial que cuando estamos juntos no hacen falta las palabras. Por eso, hoy quiero escribirles uno a uno un poquito lo que significan para mi, ya que sería imposible plasmar en tres páginas todo lo que me hacen sentir.

Jesús, tengo tanto, tanto, tanto que decirte que no sé por donde empezar. Eres tan importante para mi que si me faltaras estaría incompleta. Sabes que para mi eres mucho más que un primo, eres mi alma gemela, mi otra mitad, mi todo.

Desde que éramos unos niños hemos estado juntos, hemos sido inseparables aún cuando cada uno hacíamos nuestra vida. Hemos llegado a convertirnos en uno. Cuantas noches hemos pasado en vela hablando sin parar, riéndonos y llorando encerrándonos en nuestro propio mundo como si no existiese nada más. Momentos mágicos y únicos que se te clavan en el alma y hacen que se pare el universo entero.

Sin ti a mi lado siento que me falta algo, porque tú eres el bastón al que recurro cuando me cuesta caminar y se me hace muy difícil no tenerte aquí conmigo. Pero sé de sobra que sólo hace falta una simple llamada para sentirte a mi lado de nuevo.

Nuria, que decirte a ti, el otro trocito de mi. Eres tan especial para mi. Si miro hacia atrás, hacía esa época en que éramos solo dos niñas, una enorme sonrisa se apodera de mí. Tú estas en todos mis recuerdos, desde los que empiezan cuando era muy pequeña hasta los de hoy. Si tu no hubieses estado en ellos tengo muy claro que no serian tan maravillosos.

Tu has sido y eres uno de mis grandes pilares. Eres única y especial. Aunque a ti también te tengo lejos siempre estas en mis pensamientos y en mis palabras. Todos o casi todos los que me conocen ya han tenido que escuchar alguna de nuestras anécdotas juntas, me encanta contarlas, me encanta hablar de ti y de todo lo que significas para mi.

Y ahora te toca a ti, Sara.

Eres esa gran amiga que todos necesitamos a nuestro lado, esa que aún siendo muy diferente, lo es todo para ti.

Nunca olvidaré aquella primera carta que nos escribimos en la que nos dijimos lo que significábamos la una para la otra. Esa carta cambió por completo el sentido de la amistad que tenía hasta ese momento, porque hasta que llegaste, para mí la verdadera amistad no salía de mi entorno familiar, mis primos.

De ahí hacía adelante nos hicimos inseparables, y aunque hubo épocas en las que nos distanciamos siempre volvíamos al principio.

Tú has sido y eres el tercer pilar que me faltaba para terminar de construir este círculo. También te tengo lejos, pero vas conmigo a todas horas en mi corazón.

Siempre, me preguntaré que habría sido de mí si tu no hubieses estado a mi lado en muchos momentos de mi vida, que hubiese sido sin tu apoyo, sin tu cariño y sin tus verdades dichas en los momentos justos para abrirme los ojos.

Junto a ti he vivido algunos de los mejores y peores momentos de mi vida, por no decir todos. Gracias a que estabas en ellos se han hecho especiales, si eran buenos contigo eran geniales y si eran malos, contigo a mi lado no dolían tanto.

Deciros a los tres que os quiero con todo mi corazón.

Vosotros me conocéis más que yo misma, ya que con vosotros he podido desnudar mi alma sin miedo. Lo que he vivido con cada uno de vosotros nos mantendrá unidos para toda la vida. Personas como vosotras son las que dan el verdadero sentido a la amistad. Con vosotros a mi lado sé que nunca llegaré a estar sola.

Sois los tres muy diferentes, pero cada uno de vosotros a vuestra manera recomponéis el puzzle de mi existencia.

Doy gracias cada día por teneros, porque vosotros sois unos de los mayores tesoros que poseo. No podéis haceros una idea de lo mucho que os echo de menos y de lo mucho que necesito uno de vuestros abrazos.

Si mi alma pudiese hablar en este momento para deciros todo lo que siente, el mundo se llenaría de luz, porque no serían simples palabras lo que os diría, os mostraría un sentimiento puro, brillante y de un incalculable amor.

El día que llegue mi momento y tenga que dar un paseo por mi vida, sin duda, vosotros seréis uno de los recuerdos que me hagan partir con una enorme sonrisa.

Os quiero con toda mi alma mis niños, no lo olvidéis nunca, y gracias, muchas gracias por tanto que me habéis dado, pero sobre todo, gracias por estar a mi lado.

Quiero aprovechar este escrito para dar las gracias también a todas las personas que me demuestran todo su amor y cariño cada día. Gracias a todos los que de una forma u otra formáis parte de mi vida. Gracias por hacerme la mujer más afortunada del universo entero. Me encantaría nombraros uno a uno, pero sois tantos que me es imposible, y no me gustaría dejar a ninguno fuera. Pero vosotros ya sabéis quienes sois.

Os quiero.

Un enorme beso a todos.

5 comentarios sobre “LA VERDADERA AMISTAD

  1. Que bonito!!! Es toda una vida juntos pese a la distancia, entiendo y doy fe de ese sentimiento tan puro y el amor que os tenéis….
    Es algo que estará ahí de por vida y que hay que darle gracias a la vida por ponernos a personas así en nuestro camino…..
    Yo también te doy gracias a ti y sabes que no hay palabras que describan mi amor y admiración hacia ti….😘

    Le gusta a 1 persona

  2. Increíble gema , súper bonito escuchar como te habres ,demuestras tu amor y cariño hacia los demás y ser agradecida , imposible no serlo con tigo , te quiero preciosa y sobre todo te admiro 😘😘😘😂

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s