EL AMOR Y YO

AMOR, ese sentimiento tan puro que cuando te atrapa te llena, ilumina tu alma y te hace sentir una felicidad extrema.

Hay muchos tipos de amor, el que se siente por uno mismo, el que se siente hacia la familia, hacia los amigos, hacia la vida en general etc. Y aunque para mí el más maravilloso del mundo es el que se siente hacía un hijo, hoy quiero hablar sobre el amor en pareja.

A lo largo de mi vida han habido varias personas que consiguieron tocarme el corazón, algunos de ellos fueron amores imposibles, otro simplemente se alejaron, de otros me aleje yo, algunos me hicieron daño y a otros hice daño yo, (esto es algo de lo que siempre me arrepentiré, porque nunca me gustó que nadie sufriera por mi). Pero si hablamos de amor verdadero, del que se te clava en el corazón y no te deja respirar, entonces son tres los que realmente consiguieron enamorarme.

El primero fue a los trece años, mi primer amor y el que dicen que nunca se olvida, el que dura lo mismo que un campamento de verano. Fueron diez intensos días que viví con la inocencia de la niña que era. Para mí fue un sentimiento nuevo que no conocía, algo mágico e inexplicable. Fueron diez días que no olvidaré jamás. Han pasado veintisiete años y todavía lo recuerdo cómo si fuese ayer.

A los diecinueve años llegó el segundo, con el que me casé y tuve a mi hija. Con él aprendí que la frase “el amor es ciego”, es cruelmente real.

Desde el principio me enamoré hasta los huesos, tanto, que no supe ver las señales que ya estaban marcando mi futuro junto a él.

El mismo día que le conocí empezaron las mentiras, mentiras que yo veía como inocentes. Tenía problemas con la justicia, pero por aquel entonces no le daba importancia y pensaba que ya cambiaría, así que con todo aquello rodeándome tuve a mi hija al cumplir los veintidós años. Ella es el único motivo por el que jamás me arrepentiré de haber estado con él.

Pasaba el tiempo, la situación empeoraba y yo seguía estando enamorada, tanto que cuando cumplí los veintitrés años nos casamos. Mi vida junto a él era una montaña rusa constante, podíamos estar arriba y de repente caer en cuestión de segundos, hoy me trataba como una reina y mañana era solamente basura para él.

Durante el tiempo que estuvimos juntos me anuló por completo como persona, a su lado yo no era nada más que una simple zombi, me hundió de tal manera que llegué a creerme que no servía para nada.

Fueron nueve años de violencia, problemas con la justicia, con la familia, con los amigos.
Nueve años dentro de un infierno del que me costó muchísimo salir. Los detalles los dejaré para otro momento, pero si diré que todo terminó porque llegó el dia en el que me di cuenta que si seguía en esa situación él acabaría con mi vida, así que un día hice las maletas y me fuī.

Después de eso la situación empeoró. Mi vida se basaba en estar escondiéndome y vigilar a mi alrededor constantemente para comprobar que él no me estuviese cerca y pudiese hacerme daño. Por supuesto hubo muchas visitas al cuartel de la Guardia Civil para poner denuncias, y ahí fue donde encontré a mi tercer amor.

Un Ángel que se nos presentó en el momento que más lo necesitábamos mi hija y yo. Un hombre cariñoso, maravilloso, y lo más importante era la preocupación que demostraba por nosotras. Estaba constantemente pendiente de que estuviésemos bien, nos llamaba por teléfono o nos venía a visitar a casa. Consiguió que renaciese en mi sentimientos que había olvidado. Con él sentí que la vida por fin me estaba recompensado por todo lo vivido.

Se comportaba como un verdadero padre y mi hija le quería muchísimo. Yo estaba feliz, muy feliz y muy enamorada, su familia era maravillosa y nosotros nos queríamos mucho. ¿Qué más podía pedir?. Para mí era un sueño hecho realidad.

Todo cambió cuando a los tres años de relación me confesó una infidelidad la cual yo perdonė. Había pasado hace tiempo, nuestra vida había cambiado por completo y era el presente lo que me importaba, y aunque he de reconocer que lo pasé muy mal, le perdonė con todas las consecuencias, pero el verdadero problema fue que ėl no pudo superarlo. A partir de ahí los celos compulsivos le consumían hasta el punto de hacerlos insoportables. Acudimos a psicólogos, pareció dar resultado y unos años después nos casamos muy enamorados.

Fue pasando el tiempo y los celos volvieron, nos fueron consumiendo poco a poco
desencadenado en depresiones continúas, desconfianza y desprecios. Vī como mi mágico mundo empezaba a desvanecerse.

Sé que no soy perfecta y que yo también cometí muchos errores, se que también le fallé alguna vez, pero tengo claro que siempre luché por lo nuestro. Siempre estuve a su lado apoyándole, intentando hacerle ver lo bonito de la vida, de nuestra vida juntos, lo teníamos todo y él era incapaz de verlo, así que un día, de repente y sin esperarlo decidió acabar con once años de relación.

Ha pasado un año desde aquel momento, y aunque me dejó destrozada y hundida
psicológicamente volvi a levantarme y continúe mi camino.

A día del hoy mantenemos nuestra amistad viva, nos tenemos mucho cariño y a pesar de todo yo prefiero quedarme con todo lo bueno. Nunca olvidaré todo lo que hizo por mi y por mi hija, y le estaré eternamente agradecida por todo aquello.

Pero me di cuenta que yo vivía por y para él y ahora, vivo para mí. He llegado a conocerme a mi misma realmente y por fín puedo ser yo, sin miedos, me siento feliz conmigo misma y orgullosa de todo lo que he conseguido.

Yo, que amo el amor por encima de todo, ya no soy la misma. Antes me entregaba al 100% y ahora me he vuelto fría y distante. Sigo siendo cariñosa, sí, pero ya no es lo mismo, ese día algo dentro de mí se rompió. Me costó mucho recomponer los trocitos en los que quedó mi alma.

Sé que todavía tengo mucha vida por delante y que nunca se puede decir nunca, aunque también creo que a día de hoy es muy difícil que vuelva a ser la misma.

Pero quien sabe, quizás en algún momento, en algún lugar o en algún instante aparezca esa persona que sin esperarlo cambie todo de repente y consiga hacer que este corazón roto vuelva a amar de nuevo.

Un enorme beso a todos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s