UNA LUZ EN EL CAMINO

Spread the love

Y después de la oscuridad llegó la luz, una luz intensa, inmensa que me deslumbra y me atrapa. Se apodera de mi de tal forma que me es imposible resistirme, así que decido dejarme llevar.

No sé que es lo que encontraré dentro, pero es tan hermosa que no me asusta. Camino hacia ella con una gran sonrisa y una sensación enorme de paz.

Detengo mis pasos por un momento y vuelvo la vista hacia atrás. Allá, a lo lejos va quedando esa oscuridad que me tuvo presa durante tanto tiempo, que me anuló y apagó lo mejor de mi ser.

Me despido de ella con un hasta luego porque sé que algún día volverá, ya que forma parte de la vida y parte de mí.

Vive, ríe y sueña cada día como si fuese el último. Lucha y no te rindas jamás, porque siempre habrá una luz en el camino esperando para poder guiarte en la más profunda oscuridad.

Cuando llegue ese momento estaré prepara para recibirla porque para entonces nada será igual, algo dentro de mí habrá cambiado, seré mas fuerte que ella y la derrotaré.

Vuelvo a mirar hacia adelante y continúo mis pasos hacía la luz, ya nada puede pararme, me siento más viva que nunca y esa es mi mayor y mejor arma. Lucharé con ella contra toda adversidad y obstáculo que se cruce en mi camino. Nada podrá vencerme.

Un enorme beso a todos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *